Fútbol Español
Imagen
Fútbol Español
   
Fútbol Español
ver los partidos de la liga BBVA
Estadísticas del fútbol español
Fútbol Español
La Primera División de España, también conocida como Liga BBVA por motivos de patrocinio,1 es la máxima categoría del sistema de Ligas de fútbol de España. Comenzó a disputarse en la temporada 1928-29 y desde entonces se ha celebrado sin interrupciones, con la excepción del parón sufrido por la Guerra Civil de 1936 a 1939.

Considerada como la primera liga del mundo en importancia según el ranking anual oficial de la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol (IFFHS), ocupa el segundo lugar como la liga más fuerte de la última década en Europa, sólo superada por la Premier League.

A lo largo de su historia nueve clubes han resultado campeones, siendo el Real Madrid Club de Fútbol el equipo más laureado con treinta y dos campeonatos. Fútbol Club Barcelona, el Club Atlético de Madrid —vigente campeón—, el Athletic Club, el Valencia Club de Fútbol, la Real Sociedad de Fútbol, el Real Betis Balompié, el Sevilla Fútbol Club y el Real Club Deportivo de La Coruña completan el resto de campeonatos de las ochenta y tres temporadas del campeonato.

Entre ellos, los dos primeros citados clubes son los que ostentan el mayor número de puntos en una edición, con cien, logrados en las temporadas 2011-12 —temporada en la que el mismo club logró el récord de goles en una edición con 121— y 2012-15 respectivamente.

Un total de más de 14 800 futbolistas —incluidos los pertenecientes a la Segunda División de España— han disputado algún partido a lo largo de su historia.
SISTEMA DE COMPETENCIA
La Primera División de España es un torneo organizado y regulado (conjuntamente con la Segunda División) por la Liga Nacional de Fútbol Profesional (LFP), cuyos miembros son los propios clubes participantes.

La competición se disputa anualmente, empezando a finales del mes de agosto o principios de septiembre, y terminando en el mes de mayo o junio del siguiente año.

La Primera División consta de un grupo único integrado por veinte equipos, pertenecientes a clubes de fútbol o sociedades anónimas deportivas (SAD). Siguiendo un sistema de liga, los veinte equipos se enfrentan todos contra todos en dos ocasiones -una en campo propio y otra en campo contrario- sumando un total de 38 jornadas. El orden de los encuentros se decide por sorteo antes de empezar la competición.

La clasificación final se establece con arreglo a los puntos totales obtenidos por cada equipo al finalizar el campeonato. Los equipos obtienen tres puntos por cada partido ganado, un punto por cada empate y ningún punto por los partidos perdidos. Si al finalizar el campeonato dos equipos igualan a puntos, los mecanismos para desempatar la clasificación son los siguientes:

El que tenga una mayor diferencia entre goles a favor y en contra según el resultado de los partidos jugados entre ellos.
El que tenga la mayor diferencia de goles a favor teniendo en cuenta todos los obtenidos y recibidos en el transcurso de la competición.
El club que haya marcado más goles.
Si el empate a puntos es entre tres o más clubes, los sucesivos mecanismos de desempate son los siguientes:

La mejor puntuación de la que a cada uno corresponda a tenor de los resultados de los partidos jugados entre sí por los clubes implicados.
La mayor diferencia de goles a favor y en contra, considerando únicamente los partidos jugados entre sí por los clubes implicados.
La mayor diferencia de goles a favor y en contra teniendo en cuenta todos los encuentros del campeonato.
El mayor número de goles a favor teniendo en cuenta todos los encuentros del campeonato.
El club mejor clasificado con arreglo a los baremos de fair play.
El equipo que más puntos sume al final del campeonato será proclamado campeón de Liga y obtendrá el derecho automático a participar en la fase de grupos de la siguiente edición de la Liga de Campeones de la UEFA, junto con el subcampeón y el tercer clasificado; el cuarto, disputará la ronda previa para acceder a la fase de grupos de dicha competición.5 El quinto clasificado obtendrá el derecho a participar en la ronda de play-off de la próxima UEFA Europa League y, el sexto, en la tercera eliminatoria de la misma.6 Si en la Copa del Rey el campeón y el subcampeón están clasificados para la Liga de Campeones, el séptimo clasificado obtendrá el derecho a jugar la tercera ronda previa de la siguiente edición de la Europa League. Además, el campeón disputa la Supercopa de España, enfrentándose al ganador de la Copa del Rey de esa misma temporada.

Los tres últimos equipos descenderán a la Segunda División y, de ésta, ascenderán recíprocamente los dos primeros clasificados y un tercero vencedor de un sistema de eliminatorias, reemplazando así a los equipos que desciendan. El tercer ascenso desde Segunda División determinado por el sistema de eliminatorias será el vencedor de una final compuesta entre el ganador de la eliminatoria entre el tercer y sexto mejor clasificados, y el ganador de la eliminatoria entre el cuarto y quinto mejor clasificados. Las eliminatorias se jugarán en la ida en el campo del peor clasificado en la competición regular. Este sistema fue introducido en la temporada 2010/11, mientras que anteriormente ascendía directamente el tercer mejor clasificado.

Hasta la temporada 1998/99, los dos últimos clasificados descendían directamente, y el 17.º y el 18.º jugaban una promoción enfrentándose al tercer y cuarto clasificados de Segunda División, respectivamente. Los vencedores de esos partidos lograban jugar en Primera División la temporada siguiente y, los perdedores, disputaban la Segunda División.

En la temporada 1986/87, se llegó a jugar un sistema de play-off que, al término de la temporada regular, dividió a los equipos en tres grupos de seis conjuntos cada uno conforme a la clasificación que habían obtenido tras las 34 jornadas ordinarias. Seis lucharon por el título, seis por la Copa de la Liga y, los seis restantes, lucharon por eludir el descenso. Los puntos cosechados en los play-off se sumaron a los alcanzados en la Liga regular
INSCRIPCIÓN DE FUTBOLISTAS
Los clubes pueden alinear a los futbolistas que previamente hayan sido inscritos, disponiendo de un máximo de 25 fichas federativas. De éstas, sólo tres pueden corresponder a futbolistas extranjeros no comunitarios; es decir, jugadores cuya nacionalidad no corresponda a los países de la Unión Europea. En los partidos, estos tres extracomunitarios pueden alinearse simultáneamente.

Existen dos períodos abiertos para la inscripción de futbolistas: el primero, antes de iniciarse la competición (meses de julio y agosto) y, el segundo, a mitad de temporada (durante el mes de enero). Fuera de estos períodos sólo se autorizan inscripciones, de forma excepcional, si un jugador causa baja por lesión con un período de inactividad estimado de más de cinco meses.

Al margen de los 25 futbolistas profesionales inscritos, los clubes pueden alinear a los jugadores de su filial y categorías inferiores de forma ilimitada si estos son menores de veintitrés años y no tienen licencia profesional. Si, por el contrario, son mayores de veintitrés años, el reglamento les impide volver a actuar en un equipo de categoría inferior si disputan más de diez partidos en Primera División.
Imagen
La segunda división del fútbol español
La Segunda División de España, también conocida como Liga Adelante por motivos de patrocinio, es la segunda categoría del sistema de Ligas de fútbol de España, siendo inmediatamente inferior a la Primera División. Comenzó a disputarse en la temporada 1928-29 y está organizada por la Liga Nacional de Fútbol Profesional (LFP).

El actual campeón es la Sociedad Deportiva Eibar,1 mientras que el equipo más laureado es el Real Murcia Club de Fútbol con ocho campeonatos.

Un total de más de 14 800 futbolistas —includios los pertenecientes a la Primera División de España— han disputado algún partido a lo largo de su historia
Sistema de competició
La competición se disputa anualmente, empezando a finales del mes de agosto o principios de septiembre, y terminando en el mes de mayo o junio del siguiente año.

Siguiendo un sistema de liga, los veintidós equipos se enfrentan todos contra todos en dos ocasiones —una en campo propio y otra en campo contrario— sumando un total de cuarenta y dos jornadas. El orden de los encuentros se decide por sorteo antes de empezar la competición.

La clasificación final se establece con arreglo a los puntos totales obtenidos por cada equipo al finalizar el campeonato. Los equipos obtienen tres puntos por cada partido ganado, un punto por cada empate y ningún punto por los partidos perdidos. Si al finalizar el campeonato dos equipos igualan a puntos, los mecanismos para desempatar la clasificación son los siguientes:

El que tenga una mayor diferencia entre goles a favor y en contra en los enfrentamientos entre ambos.
Si persiste el empate, se tiene en cuenta la diferencia de goles a favor y en contra en todos los encuentros del campeonato.
Si continúan empatados, gana el que más goles a favor tenga de los dos en todos los partidos del torneo.
Si el empate a puntos es entre tres o más clubes, los sucesivos mecanismos de desempate son los siguientes:

La mejor puntuación de la que a cada uno corresponda a tenor de los resultados de los partidos jugados entre sí por los clubes implicados.
La mayor diferencia de goles a favor y en contra, considerando únicamente los partidos jugados entre sí por los clubes implicados.
La mayor diferencia de goles a favor y en contra teniendo en cuenta todos los encuentros del campeonato.
El mayor número de goles a favor teniendo en cuenta todos los encuentros del campeonato.
El club mejor clasificado con arreglo a los baremos de fair play.
Al término de la temporada, el equipo que más puntos obtenga se proclama campeón de Segunda División y es ascendido, junto con el subcampeón, a Primera División. Además, desde la temporada 2010/11, también asciende el ganador de una promoción disputada entre el tercero, cuarto, quinto y sexto clasificados. El sistema de esta promoción es de eliminación directa a doble partido, enfrentándose el tercero con el sexto, así como el cuarto con el quinto; los dos vencedores pasarán a disputar una nueva eliminatoria a ida y vuelta, de la cual saldrá el tercer equipo que asciende a Primera División.

El 6 de julio de 2011, la asamblea de la LFP decidió prescindir de la tanda de penaltis en los play-off de ascenso. En caso de empate en los noventa minutos reglamentarios y también en la prórroga, se clasificará o ascenderá el equipo con mejor clasificación durante la liga regular.3

Las plazas vacantes de los equipos ascendidos las cubren aquéllos que terminan en los tres últimos puestos de Primera División. Por su parte, los cuatro últimos clasificados de Segunda División al término de la temporada son relegados a Segunda División B, siendo sustituidos por los ganadores de las promociones de ascenso de esta categoría.
 
Carlos26798@hotmail.com
Para más información